Sin embargo, lo primero que llama la atención cuando uno contempla la Síndone desplegada son dos grandes líneas paralelas negruzcas, que resaltan enormemente sobre el fondo amarillento de la tela. Se tratan de quemaduras del incendio que sufrió la sábana en 1532 cuando se custodiaba en Chambéry (Francia). La disposición de las quemaduras se explica por el modo en que se hallaba plegada dentro de una caja de plata que, con las altas temperaturas, se puso incandescente e, incluso, comenzó a fundirse. Para reparar los efectos del incendio, las monjas clarisas de Chambéry taparon los agujeros mayores con 21 remiendos de tela blanca de lino. Estos fueron retirados en la última restauración de la Síndone en el año 2002, así como la tela de holanda cosida en el reverso de toda la sábana. Por otro lado, el agua utilizada para sofocar el incendio empapó prácticamente toda la Síndone. Ello ha dado origen a las figuras romboidales que también pueden observarse. Aparte de los deterioros del incendio de 1532, la Síndone presenta cuatro series de pequeñas quemaduras irregulares, cuya posición indica la manera en que estaba plegado el lienzo cuando se produjeron. No se sabe cuándo y cómo se realizaron, pero ciertamente tuvo lugar antes de 1516, pues aparecen ya en una copia atribuida a Durero. Por último, la tela contiene arrugas transversales, especialmente visibles por encima de la frente y bajo la barbilla, que afean las fotografías de la misma. Se deben a la forma en que la Síndone ha sido conservada durante años: enrollada sobre un cilindro de madera.

QuemaduraL
Play Video
11
Play Video

Para

Thanks!

SabanaSanta.org no tiene carácter lucrativo. Sin embargo, su diseño, así como los servicios de dominio y hosting, requieren de recursos económicos. Si valoras el contenido de la web y quieres colaborar con su sostenimiento, puedes hacer un donativo –aunque sea pequeño– haciendo clic en “Donar”.

¡Gracias por tu generosidad!

SabanaSanta.org no tiene carácter lucrativo. Sin embargo, su diseño, así como los servicios de dominio y hosting, requieren de recursos económicos. Si valoras el contenido de la web y quieres colaborar con su sostenimiento, puedes hacer un donativo –aunque sea pequeño– haciendo clic en “Donar”.

¡Gracias por tu generosidad!