Descripción
general

La Síndone es una tela de lino de color amarillento o siena claro. Mide unos 442x110cm y lleva cosida en uno de sus costados una banda del mismo material, de unos 8 o 9 cm de ancho, de la cual hablaremos más adelante.

La Síndone está cosida sobre otra tela ‒llamada “holanda” (o “batista”)‒ a la que fue unida para darle mayor consistencia tras las quemaduras sufridas en Chambéry en el incendio de 1532. Esta tela fue sustituida por una diferente tras la restauración a la que fue sometida la Síndone en el año 2002.

Antes de que ésta fuese dispuesta permanentemente extendida sobre un soporte horizontal, estaba recubierta por una tela de seda, que servía de forro a la totalidad. Después, con la ayuda de una barra de madera, era enrollada sobre sí misma e introducida en una urna rectangular.

Tamaño
Medidas

Antes de su restauración en el año 2002, las medidas que se daban a la Síndone oscilaban entre 434x109cm y 436x110cm. Tras las intervenciones del 2002, entre las que se incluyó su “estiramiento”, mide unos 442x114cm. La tela tiene unos 0.35mm de espesor [1] y una masa laminar de unos 230gr/m2 [2].

Si pensamos en su tamaño original, las medidas actuales son sólo aproximadas, puesto que se trata de una tela antigua que ha sido doblada y estirada de diferentes maneras, así como manipulada durante siglos. Según algunos autores [3], las dimensiones específicas de la Síndone podrían entenderse más adecuadamente en codos. Sus fabricantes habrían usado unas medidas de 8 codos de largo y 2 codos de ancho, lo cual se ajustaría al antiguo codo asirio (1 codo=55,1 cm); una medida que habría sido utilizada en el área de Palestina en el siglo primero, lo cual indicaría la procedencia y antigüedad de la tela.

La materia
El lino

El lino es la única materia textil componente de la Síndone: tanto los hilos de urdimbre como los de trama están formados exclusivamente por fibras de lino. Éste se obtiene a partir de la corteza del Linum usitatissimum, una planta de 50 a 110 cm de altura, cuyo tallo se macera en agua; el vástago es después machacado para liberar las hilachas de los restos leñosos. Los haces de fibras son después lavados, estirados y colocados uno detrás de otro; sigue después la torsión que los transforma en hilos y el blanqueamiento con cenizas o saponaria que, además, contribuye al mantenimiento del tejido.

Como contaminantes, existen algunas otra fibras extrañas. El Prof. G. Raes encontró trazas de fibras de algodón, que incluso pudo caracterizar como de la variedad Gossipium herbaceum.

Aparecen también esporádicamente otras fibras procedentes de los hilos empleados en las costuras, zurcidos y remiendos que se hicieron para reparar las quemaduras sufridas en el incendio de 1532.

Los hilos
Hilatura manual

Tanto los hilos de urdimbre (estambres) como los de trama (tramos), fueron obtenidos en hilatura manual mediante la rueca y el huso. Como es lógico en un proceso artesano sin control de uniformidad, son hilados muy irregulares, entre ellos y dentro de uno mismo. Todos estos hilados son sencillos, a un solo cabo (monocapios), con torsión de sentido Z.

Las fibras de la Síndone han sido torsionadas en Z.

Está tejida con hilos de un diámetro medio de 0.25mm cada uno. A su vez, cada hilo está compuesto de entre 70 y 120 fibras de lino, y el diámetro de cada fibra de lino oscila entre 0.010mm y 0.020mm, es decir, un diámetro menor que un cabello humano. Vista al microscopio, la fibra de lino aparece como un tubo transparente, con un canal interno, como una pequeña caña.

Tejido de la Síndone
6.3 aumentos
Ver imagen
Tejido de la Síndone
14 aumentos
Ver imagen
Tejido de la Síndone
32 aumentos
Ver imagen
Tejido de la Síndone
50 aumentos
Ver imagen
Tejido de la Síndone
64 aumentos
Ver imagen

Microfotografías tomadas por M. Evans durante los análisis del STURP en 1978.

El tejido
Sarga de cuatro (3/1)

La textura o ligamento de la Síndone es una sarga de cuatro (3/1), en unas fajas longitudinales que forman una sarga a punta y retorno conocida como “espiga” o “cola de pescado” (“herringbone” en inglés).

Arriba: símil del tejido sindónico. Abajo: esquema de espiga en forma de “cola de pescado”.

En el lienzo existen 48 fajas de espiga de 80 hilos de urdimbre, formadas cada una por dos semifajas (o tiras) de 41 y 39 hilos, de unos 11 mm de ancho. La banda, algo más corta (380cm) y de unos 8 cm de anchura, es similar a la pieza principal en cuanto a las espigas, contando con casi 4 fajas de 80 hilos.

Los lados largos externos del lienzo tienen orillos, un sencillo orillo de dos pares de hilos en un lado; la banda conserva el suyo original, igual al anterior, en el otro lado. Dado que sobre los lados cortos del lienzo hay remates, la Síndone debió haber sido cortada a partir de un rollo de tejido más largo.

Si bien fue hilado en un telar manual de pedales, muy rudimentario, lo cual hace que presente saltos de orden y errores, en su tiempo debió ser una tela fina, un tejido muy apreciado, destinado a compradores ricos. Esta tela no ha sido ni tejida en un telar doméstico ni cosida por mano poco cualificada. La textura y manufactura de la Síndone no dejan ninguna duda acerca de su producción profesional. Tanto el cosido longitudinal como el remate de los lados cortos han sido trabajados con la misma profesionalidad, lo cual habla a favor de una ejecución del lienzo en una única fase de trabajo.

Es, por tanto, un lino de gran valor. Podría tratarse de una mercancía cara de importación procedente de manufacturas de Egipto o de Siria, cuyas fábricas de tejidos en la antigüedad eran mejores que las de Palestina.
Fotografía en HD
Zona del costado
Ver imagen

Fotografía de la Síndone en HD (herida del costado). Puede apreciarse con detalle el tejido.

La banda
y su costura

Como ya hemos indicado, la tela está formada por una gran banda de tejido de poco más de un metro de ancha a la que fue añadida una franja de unos 8cm de ancha que originalmente formaba parte de la misma tela. Tal franja, sin embargo, es un poco más corta que la Síndone, unos 16 cm a un lado y 36 cm al otro, por lo que en estas zonas se ve la tela de soporte sobre la que está cosida toda la sábana. Los extremos de esta franja probablemente fueron retirados por estar desgastados; pues antiguamente existía de hecho la costumbre de sostener la tela con las manos a lo largo del borde superior durante las ostensiones públicas y de ahí que los ángulos habrían sido los más expuestos al desgaste.

Ostensione de la Síndone (s. XVII)
Grabado de Antonio Tempesta (Biblioteca Reale di Torino)
Ver imagen

En este grabado puede verse a varios obispos mostrar la Síndone sosteniéndola con las manos.

La costura longitudinal que une la franja estrecha al lienzo sindónico no es usual. Se escogió un tipo de costura que tenía la finalidad de hacerla lo más posible invisible por el lado superior: un argumento más en pro de la profesionalidad con que se proyectó y ejecutó la confección de la sábana fúnebre. La costura fue realizada por el lado inferior y las puntadas, dadas con muchísimo cuidado, a duras penas son visibles desde el lado superior: aquí la costura resulta plana e invisible, mientras que en el lado inferior aparece sobre la tela una especie de abombamiento.

Conclusiones

El tejido de lino de la Síndone no presenta ninguna señal, ni desde el punto de vista de la técnica textil, ni desde el de la costura, que testimonie en contra de sus orígenes como producto de alto valor de una manufactura del siglo l d.C.

Para

Thanks!

SabanaSanta.org no tiene carácter lucrativo. Sin embargo, su diseño, así como los servicios de dominio y hosting, requieren de recursos económicos. Si valoras el contenido de la web y quieres colaborar con su sostenimiento, puedes hacer un donativo –aunque sea pequeño– haciendo clic en “Donar”.

¡Gracias por tu generosidad!

SabanaSanta.org no tiene carácter lucrativo. Sin embargo, su diseño, así como los servicios de dominio y hosting, requieren de recursos económicos. Si valoras el contenido de la web y quieres colaborar con su sostenimiento, puedes hacer un donativo –aunque sea pequeño– haciendo clic en “Donar”.

¡Gracias por tu generosidad!